martes, 11 de julio de 2017

2ª Buff 4 Cims



El pasado 2 de julio, se celebró la 2ª edición de la Buff 4Cims en Bagà (Barcelona).



El precio, que con gastos de gestión on line a través de Rockthesport.com era de 46.65€, es uno de los más asequibles de las Marchas Cicloturistas de renombre en Catalunya y el control de tiempo, a pesar de no ser una Marcha competitiva, estaba incluido en el reverso del dorsal.
Se presentaba con 2 posibles recorridos, la 2 Cims (Coll de la Creueta + Coll de Merola) de 110km / 1800m+ y la 4 Cims (Coll de la Creueta + Collada de Tosses + Coll de Merola + Coll de Pal) de 162km / 3600m+.

2 Cims




La salida era desde el centro del pueblo de Bagà y se sugería que todos los participantes lucieran el maillot que se entregaba con el dorsal. El inconveniente fue la calidad del maillot, con tallas terriblemente inapropiadas y sin posibilidad de cambio. Personalmente fui a hablar con el responsable de Sumattory Custom y la respuesta fue que “debería haber entrenado más”…. ¡Absolutamente inaceptable!!!!




En la Bolsa del Corredor se ofrecían productos alimenticios de Linnboots (mini bolsa de muestra gratuita de semillas de lino y 2 tortas de maíz) y 2 barritas energéticas de Etixx. El resumen es que esta Cicloturista no se hace por los obsequios.
Un punto a destacar muy positivamente era la asistencia mecánica a cargo de Pinyi Bicis. Afortunadamente no los necesité, pero fuimos observado como una furgoneta completamente equipada y varias motos iban dando asistencia a lo largo de todo el recorrido e incluso antes de la Marcha en el pabellón de Bagà.

https://www.pinyibicis.com/ 




El recorrido de la 4 Cims es exigente por 2 puertos de renombre. El primero por los 30,5km del Coll de la Creueta (1888m) desde Guardiola de Bergedá (720m) y por los 20km del Coll de Pal (2070m) desde Bagà (785m). Sin embargo, y sin menospreciar la tranquila Collada de Tosses, el Coll de Merola resulta ser una de esas tachuelas fáciles, pero porculeras, que parce que no se termine y con pequeños rompe piernas que no te permiten rodar tranquilo.








A parte del ya mencionado servicio mecánico, la 4 Cims destaca por un par de detalles que no se escaparon a ninguno de los participantes que rodaron a ritmo “aficionado”, los increíbles i preciosos paisajes de la Serra del Catllaràs, del Cadí-Moixeró y de La Cerdanya. La Organización fue, desde mi punto de vista, ejemplar y no tengo noticia de ninguna incidencia (dejando de lado el tema de los maillots que no creo que dependa de la Organización) y como aliciente añadido, en la cabeza del pelotón estaba el extraordinario Triatleta Iron Man 5 veces ganador del IM de Niza, 5 veces ganador del IM de Embrunman y otras muchas victorias de renombre Marcel Zamora.











El tema de los avituallamientos fue adecuado, aunque poco variado, pero con un ejército de voluntarios educados, respetuosos, generosos y diligentes que ayudaban y animaban a partes iguales. Desde aquí mi más sincero agradecimiento.






Los que llegábamos “tarde” a la ascensión del Coll de Pal, teníamos la seguridad y certeza de no encontrarnos con ciclistas bajando desordenadamente, ya que la Organización dispuso un servicio de escolta de motos para controlar el descenso y permitir que los 20km finales fueran solamente duros por el desnivel y el intenso calor (el clima provocó que se añadiera un milagroso avituallamiento a media subida).





Otro aspecto a tener en cuenta es que en varios puntos del recorrido había fotógrafos captando instantáneas. Se ofrecen a través de la web de la Marcha.
 




Al final de la Marcha se ofreció cerveza Moritz, refrescos y pasta a todos los participantes. También se disponía de servicio de duchas, guarda-bicis con seguridad y, días más tarde, hemos recibido un mail con un diploma en el que figura nuestro nombre y nuestro tiempo, al mismo tiempo que el enlace para visualizar-obtener las fotos y una encuesta de satisfacción.



El ambiente de la Buff 4 Cims fué estupendo y ejemplar. Una Marcha Cicloturista muy recomendable.




 

1 comentario: